Hiperglucemia e hipoglucemia, ¿cómo manejarlas durante el deporte?

4

Hacer ejercicio físico o deporte con diabetes puede convertirse en un verdadero reto para muchas personas.  

La diabetes ya suele caracterizarse por la variabilidad en sus resultados, pero cuando añadimos ejercicio físico, las subidas (hiperglucemias) y bajadas (hipoglucemias) en los niveles de glucemia son más habituales.

Son muchos los factores que pueden afectar: la intensidad, la duración, el momento del día, ejercicio interválico o competiciones entre otros muchos. Esta alta variabilidad supone que, desafortunadamente, durante o después de la práctica de ejercicio físico sea necesario enfrontarse a algunos episodios de hipoglucemia o hiperglucemia.

En este artículo, nos vamos a centrar en cómo manejar los episodios de hipoglucemia o hiperglucemia durante el ejercicio físico, repasando cuáles son las cifras recomendadas para realizar ejercicio físico en mejores condiciones y cómo actuar en cada caso.

Antes del ejercicio

En primer lugar, antes de empezar el ejercicio físico es necesario realizar un control glucémico. Dependiendo del valor obtenido se deberán poner en marcha diferentes estrategias. Se trata de una cuestión de seguridad, para evitar problemas durante la actividad.

Durante muchos años, las recomendaciones han insistido en prohibir la práctica de ejercicio físico con hiperglucemia. En el año 2016, la Asociación Americana de Diabetes modificó sus recomendaciones, teniendo en cuenta el valor de glucemia previo al ejercicio, pero también la presencia de cuerpos cetónicos. Veamos las recomendaciones:

Glucosa <90 mg/dl antes del ejercicio

Se trata de un valor demasiado bajo, por lo que se deberían tomar unos 15-30g de hidratos de carbono de rápida absorción para conseguir mantener la glucemia por encima de 100mg/dl.

Esto no sería necesario si se va a realizar un ejercicio corto de alta intensidad (por ejemplo, una carrera de 100m o un combate de judo), pues en estos casos, la glucemia tiene tendencia a mantenerse estable o a subir durante el ejercicio.

Para actividades aeróbicas (caminar rápido, correr, nadar o ir en bicicleta) se necesitaría tomar un suplemento extra de hidratos de carbono para evitar la hipoglucemia a lo largo de los primeros minutos de actividad. La cantidad de hidratos de carbono se establece entre 0,5 y 1g de hidratos de carbono por kg de peso cada hora de ejercicio. Por ejemplo, para una persona de 60kg, se deberían tomar entre 30 y 60g de hidratos de carbono por cada hora de actividad aeróbica. Esta es una recomendación demasiado general, pues depende del tipo de ejercicio y de la intensidad a la que se practica.

Glucosa entre 90 – 150 mg/dl antes del ejercicio

Es un valor correcto para empezar el ejercicio, pero en el caso de realizar actividades aeróbicas se requerirá también un suplemento de hidratos de carbono como se describe en el caso anterior.

Glucosa entre 150 – 250 mg/dl antes del ejercicio

En estos valores se puede empezar a hacer ejercicio con normalidad. No obstante, como el valor estaría por encima del objetivo de glucemia, se debería retrasar el consumo de hidratos de carbono hasta que los valores vuelvan a estar cercanos o por debajo de 150 mg/dl.

Glucosa entre 250 – 350 mg/dl antes del ejercicio

Se trata de valores muy por encima del objetivo de control, pero en principio no estaría prohibido realizar ejercicio físico. Para tomar la decisión, si se puede o no se puede realizar ejercicio, se deberá realizar un test de cuerpos cetónicos.

Debe quedar muy claro que si el test es positivo no se debe realizar ningún tipo de ejercicio físico. La razón: el ejercicio físico en esa situación aumentará tanto los niveles de glucosa en sangre como los niveles de cuerpos cetónicos, dando lugar a una situación de alto peligro.

En cambio, si el test de cuerpos cetónicos es negativo, se podría empezar el ejercicio físico. No obstante, como ya sabemos, el ejercicio de alta intensidad y corta duración puede producir hiperglucemia, por lo que se debería empezar por un ejercicio de intensidad moderada o baja, hasta que el valor de glucemia sea inferior a 250mg/dl.

Por ejemplo, si 40’ antes de un partido de baloncesto la glucemia es de 280mg/dl, se deberán valorar los cuerpos cetónicos. Si el valor es negativo, se podría empezar por un hacer calentamiento (un poco más largo de lo normal) a moderada intensidad antes de empezar el partido. Este calentamiento puede empezar a reducir los niveles de glucosa en sangre y así, en el momento del partido, el valor ya sea inferior a 250mg/dl.

Glucosa >350 mg/dl antes del ejercicio

En este caso, se deben seguir las mismas recomendaciones que se indican en el apartado anterior. Además, se debe considerar la posibilidad de realizar una corrección de la hiperglucemia con insulina rápida, pero siempre de forma muy conservadora, utilizando el 50% de la dosis de corrección habitual.

Por ejemplo, si con un valor de 270mg/dl se necesitan 4 unidades de insulina para corregir la glucemia, en el caso de realizar ejercicio se optaría por inyectar como máximo 2 unidades.

En este caso es necesario asegurarse que no hay efecto de una dosis previa de insulina rápida (insulina activa). La razón es que la insulina rápida inyectada para corregir la hiperglucemia incrementará su efecto al juntarse con la activación de los músculos que provoca el ejercicio físico.

Durante el ejercicio

Estas recomendaciones anteriores, se pueden aplicar tanto para tomar decisiones antes como también durante la práctica de ejercicio físico. En cualquier caso, se debe conocer que realizar ejercicio con glucemias por encima de 200mg/dl puede acarrear algunas molestias.

Efectos de la hiperglucemia

Por un lado, la hiperglucemia provoca una mayor eliminación de glucosa por la orina, con lo que el riesgo de deshidratación aumenta (esto afectaría al rendimiento durante el ejercicio). Además, en hiperglucemia, la percepción del esfuerzo es mayor de lo habitual, con lo que se tendrá una mayor sensación de cansancio durante la actividad.

Efectos de la hipolucemia

Otro caso es la aparición de hipoglucemias durante el ejercicio. Los niveles bajos de glucosa en sangre se deberían tratar suspendiendo la actividad (o por lo menos disminuyendo la intensidad) y tomando 15g de azúcares de rápido efecto glucémico. Algunas recomendaciones indican que en la hipoglucemia que aparece durante el ejercicio, la dosis de azúcares recomendada debería ser de entre 15 y 30g. De este modo se evita que aparezca otra hipoglucemia a los pocos minutos de haber tratado la primera.

Sensores de glucosa

Finalmente, advertir que, en el caso de utilizar sensores de glucosa, los valores obtenidos durante la actividad pueden ofrecer un error algo mayor de lo habitual. Esto es especialmente importante cuando los niveles de glucemia están subiendo o bajando rápidamente. Por tanto, si existen dudas, puede ser necesario combinar la información del sensor con alguna prueba de glucemia capilar.

Desafortunadamente, la hipoglucemia y la hiperglucemia son parte habitual de la diabetes. Con estos consejos será más fácil actuar cuando se presentan en la práctica de ejercicio físico o deporte.

Bibliografía:

Colberg S. et al., Physical Activity / Exercise and Diabetes : A Position Statement of the American Diabetes Association. Diabetes Care 2016;39:2065–2079

Adolfsson P. et al., ISPAD Clinical Practice Consensus Guidelines 2018: Exercise in children and adolescents with diabetes. Pediatric Diabetes 2018; 19 (Suppl. 27): 205–226.

Moser O. Et al. Interstitial glucose and physical exercise in type 1 diabetes: integrative physiology, technology and the gap in-between. Nutrients 2018, 10, 93.

Autor: Serafín Murillo García, Diplomado en Dietética y Nutrición Humana, Máster en Rendimiento Deportivo y Master en Educación Diabetológica por la Universitat de Barcelona. Profesor asociado de la Universitat de Barcelona. Nutricionista y Educador en Diabetes en la Fundació RCF y en el Institut Diabetes Activa. Autor del manual “La alimentación de tus niños con diabetes” y “Diabetes tipo 1 y Deporte, para niños, adolescentes y adultos jóvenes” y co-autor de la webwww.diabetesalacarta.org. Parte del comité editorial de SocialDiabetes.

Posts Relacionados

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.