Crónica DonaTic. Hackeas o trabajas?

3

Tenía 13 años cuando vi Juegos de Guerra, una película donde un también jovencísimo Matthew Broderick, evita una guerra nuclear programando un ordenador y nos descubre un mundo que por aquel entonces tenía más de ficción que de ciencia.  Luego vinieron revelaciones como Matrix o Interestelar, pero War Games fue determinante (lamento no tener argumentos más consistentes) en mi vocación profesional.

Me explotó la cabeza. En aquel momento decidí que estudiaría informática, que aprendería a programar, que me dedicaría a la tecnología. Aquello era el futuro y yo no sólo quería ser usuaria, quería diseñarlo.

El tema es que en la película Broderick, está siempre acompañado de una chica, que se lo mira y le admira, pero que no programa, no interviene, no decide, no arriesga, no hace casi nada, su principal función es dar soporte (obviamente emocional, al héroe).

Yo en aquel momento no tenía conciencia de género (ni de apenas nada) pero decidí también que yo sería Mathew Broderick.

Esta noche, aquí en Barcelona, muuuchos años después, mi socio Víctor, con quien dirijo la empresa por la que opto a esta categoría, está en casa, con su familia, cuidando de sus hijos, y yo, estoy en este auditorio recogiendo el premio a la trayectoria Empresarial en Tecnología. No sé si esto es un indicador de progreso, pero se le parece.

La aceleración tecnológica que estamos viviendo no va a ser neutra. Como especie, vamos a tener que decidir en qué nos convertimos,  cómo aplicamos los avances tecnológicos, cómo gestionamos la transformación social que generan, dónde ponemos los límites, cómo afrontamos la transición cognitiva, cultural, laboral; cómo evitamos aún más desigualdad…. La configuración del mundo que viene tiene una base tecnológica incuestionable e inevitable y las mujeres no podemos ser mayoritariamente usuarias. Tenemos el derecho y la obligación de ser arquitectas de ese futuro.

Creé y dirijo una empresa llamada SocialDiabetes. Desarrollamos tecnología móvil, telemedicina, analítica de datos, conectividad con sensores…, para mejorar la vida de las personas con Diabetes y la gestión que de ello hacen los sistemas de salud.

Dedicarse a salud en el último año y medio ha sido una montaña rusa, una responsabilidad enorme, una gran oportunidad, un reto, una angustia, un orgullo, un desgaste, una satisfacción, y una convicción confirmada: Se puede trabajar por un mundo mejor desde un ordenador. Si alguna vez tuvo sentido aquel proyecto que Víctor y yo iniciamos hace 7 años, ha sido ahora. Por eso este premio, en este momento tiene también un valor muy especial para mi equipo y para mi.


Como empresaria me gustaría compartir esta noche 3 ideas con todas las mujeres de este auditorio, y a todas las que diseñan el futuro y deciden hacerlo a través del mundo empresarial.

  1. Busca tu red de soporte de mujeres, créala, nútrela, cuídala. Hay una correa de energía entre nosotras que nos permite crear vínculos y complicidades que vamos a necesitar para superar no sólo el ya difícil reto de crear una empresa, si no hacerlo con un hándicap de género que te va a dar en la cara cada dos pasos. Tengo muy bien identificadas a un grupo de mujeres sin las cuales, no sé si estaría aquí. Me ayudaron, enseñaron, consolaron, inspiraron. Me dieron la mano cuando me caía, me dieron confianza cuando a mi me faltó y celebraron conmigo cada uno de mis éxitos. Algunas de ellas están aquí, en LeanIN Barcelona el proyecto más honesto, transversal y eficaz que conozco de soporte profesional mutuo entre mujeres.
  2. Relaciónate. Es una idea muy manida, pero los negocios son un deporte de contactos y las mujeres, en general, no somos buenas en eso, yo no lo soy, nada. Estamos “seteadas” para trabajar, para hacerlo con intensidad, con excelencia, pero nos quedamos ahí, exhaustas, mientras lejos de tu mesa de trabajo, en una reunión informal, en una cena, en un cocktail, en un evento, principalmente hombres, negocian contratos, cierran financiación, y toman decisiones. El aprendizaje, como puñetazo en el estómago es: deja de trabajar!!, cuídate (en todos los sentidos posibles) y sal ahí fuera.
  3. La tercera idea es la de la transmisión. Seamos conscientes del impacto que tenemos sobre las generaciones que vienen. Sobre otras mujeres alrededor nuestro. Más allá de nuestros logros personales, tenemos que tomar conciencia de la responsabilidad que tenemos inspirando y ayudando a niñas, jóvenes, mujeres que empiezan (¡el futuro es vuestro María!), Seamos energía y referente para ellas. Estos premios son una gran plataforma para ello, pero el cambio lo vamos a conseguir cada una de nosotras, cada día, con cada gesto.

Muchas felicidades a todas las nominadas y a todas las premiadas, gracias por atreveros a hackear el mundo; y gracias a las entidades, administraciones y organizaciones que hacen posible este evento cada año

Seguim!

María Salido CEO y Cofounder de SocialDiabetes

Recull de premsa:

https://politiquesdigitals.gencat.cat/ca/detalls/Noticia/211013_PREMIS_DONATIC_2021

https://govern.cat/salapremsa/notes-premsa/414442/guanyadores-dels-premis-donatic-2021-referent-continuar-apoderant-dones-ambit-tecnologic

https://www.lavanguardia.com/local/catalunya/20211013/7782605/futuro-digital-femenino-brl.html


Posts Relacionados

2 Responses

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.