5 consejos para mantener tus pies saludables

3

Una de las complicaciones más frecuentes de la diabetes es aquella que afecta a los pies. Perder un dedo del pie, el pie o incluso una pierna a consecuencia de la diabetes es la pesadilla de muchos pacientes. 

Esto puede llegar a ocurrir cuando se reduce el flujo sanguíneo que llega a las extremidades inferiores. Por ejemplo, si existen heridas que no son tratadas a tiempo y la irrigación sanguínea es muy deficiente éstas se pueden infectar y causar graves complicaciones para el paciente. 

En este artículo te traemos algunos consejos para cuidar al máximo la salud de tus pies. 

1. Control, control y más control

No esperes a llevarte un susto para comenzar a controlarte. Controla tus niveles de glucosa de forma regular, y también tu tensión arterial y el nivel de colesterol

Añade a tu rutina la prueba de la hemoglobina glucosilada (HbA1c), ya que es la más efectiva para visualizar los niveles de glucosa a lo largo del tiempo. Con SocialDiabetes podemos hacerte una estimación de la HbA1c y así poder llevar un mejor control de tu diabetes!

Recuerda que es aconsejable que tu tensión arterial esté por debajo de 130/80. Las fluctuaciones en la tensión son normales, pero si observas que persisten en el tiempo contacta con tu profesional sanitario para que te aconseje

El exceso de colesterol no es sólo malo para el corazón sino también para la diabetes y para la salud en general. 

2. Toma el hábito de revisar tus pies diariamente

Haz inspecciones minuciosas de tus pies todos los días. Escoge la hora que mejor te convenga, antes de tomar un baño por ejemplo, por la noche antes de dormir o temprano en la mañana. Asegúrate de revisar bien en búsqueda de heridas, manchas rojas, ampollas, llagas, hinchazón o infecciones en la piel o en las uñas. Recuerda que la falta de control puede derivar también en una neuropatía periférica, causando mucho malestar y dolor. 

3. Higiene también para tus pies

Acostúmbrate a lavar tus pies diariamente con agua tibia (nunca caliente) y secarlos bien para evitar infecciones entre los dedos. Mantén la piel suave, lima las callosidades (no las cortes), utiliza talco para evitar roces y aplica crema hidratante (evitando el espacio entre los dedos). Corta las uñas de forma recta limando cuidadosamente los bordes. Si quieres utilizar los servicios cosméticos para hacerte una pedicure ve a lugares especializados que sepan tratar con esta condición y sean delicados con tus pies. 

4. ¿Mucho calor o mucho frío?

Protege tus pies de temperaturas extremas. Evita caminar descalzo/a durante el verano y asegúrate de utilizar protector solar para evitar quemaduras. Tanto el frío como el calor reseca la piel de tus pies causando burbujas y ampollas que pueden infectarse con facilidad. Utiliza buenos calcetines y calzado adecuado para mantener tus pies un poco calientes durante el invierno.

5. Tus zapatos son tu mejor aliado pero también pueden ser tu peor enemigo

Es de suma importancia escoger bien los zapatos. Necesitas zapatos cómodos que protejan tus pies. Si vas descalzo o con zapatos abiertos eres más susceptible a rasguños o a herir tus pies sin darte cuenta. Recuerda siempre llevar calcetines limpios y deportivas que permitan transpirar. 

Tener una buena higiene de los pies para mantenerlos saludables, seguir una dieta sana, ejercitar de forma regular y sobre todo controlar tus niveles de glucosa son las claves para prevenir complicaciones que afecten a tus pies.

 

 

Posts Relacionados

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.